LUZ, CÁMARA, ACCIÓN! El video como herramienta de venta

Por Franco Moretti, Corredor Inmobiliario

En Noviembre de 2017 decidimos dejar atrás la fotografía convencional para aventurarnos en el mundo de lo profesional. Tal es así que lanzábamos aquí mismo una nota dirigida a la “fotografía digi­tal profesional”. Luego de varios años tratando de dar con la herramienta adecuada, logramos encon­trar en la “fotografía profesional” una forma ideal para mostrar aquellos inmuebles que teníamos a cargo su comercialización. Dicha nota Indicaba que su presentación nos permitiría obtener una mayor cantidad y calidad de contactos interesados, tra­duciéndolos en más visitas presenciales y poten­ciando las chances de venta. Por el contrario, una mala presentación provocará que se minimicen los contactos, se reduzcan o vuelvan nulas las visitas y se ralentice la comercialización. Allí mismo des­tacábamos algunos puntos claves de por qué la imagen nos atrae y nos genera mayor interacción:

  • El contenido online que incluye información visual registra mejores resultados.
  • El 67% de los consumidores valora aquellas empresas que muestran la información de su producto en una imagen clara y detallada.
  • Somos seres primariamente visuales y procesamos las imágenes hasta 60.000 veces más rápido que los textos.
  • Tenemos mayor capacidad para retener el contenido visual que cualquier otro formato de información.

En este contexto y dado el buen resultado de usar la fotografía profesional para la comercialización, nos animamos a un paso más para marcar un dife­rencial entre la cantidad de anuncios publicados en los portales y nos embarcamos en los “Videos para Vendedores”, una herramienta que nos permite te­ner más y mejor llegada con el potencial comprador. Se trata de poner en imágenes, a través de un video explicativo, las tradicionales descripciones de los avisos web. Comenzando en la zona y recorriendo cada rincón para detallar los beneficios, los atribu­tos, y la potencialidad de cada uno de los ambientes que conforman el inmueble; brindando una mirada diferente de lo que puede ser un video convencional en donde solo se ven imágenes estáticas. El armado del video no es tan sencillo como parece, hay mucho trabajo previo detrás. No sólo de parte nuestra, sino también del propietario. Desarrollamos un guión en equipo y planificamos la sesión, esto significa que el inmueble deberá estar 100% accesible, limpio y ordenado y finalmente, diagramamos las tomas en conjunto con el fotógrafo. El primer video que lanza­mos me muestra caminando a pasos del ingreso al edificio, comentando detalles icónicos del barrio, destacando la accesibilidad y el transporte público del área, así también como los locales comerciales y gastronómicos que se hallan en los alrededores. Ya en el departamento continúo enumerando los  atributos de cada ambiente, detallando lo que re­sulta más relevante para quien lo ve, intentando que el espectador pueda realmente visualizarse dentro del mismo, indicando que un gran ambiente puede traducirse en un uso profesional o un play-room para los hijos, como también resaltando que en la terraza podemos hacer un asado o tomar unos mates en familia. En especial esto último, trata de relacionar las emociones de la audiencia con aque­llo que se muestra, dando así la oportunidad al potencial comprador de imaginarse viviendo allí.

En relación al tema, del 13 a 16 de Febrero se llevó a cabo la convención anual de CRS llamada “Sell-a- Bration” que reúne a los designados de CRS, a los miembros de RRC y a cualquier persona interesada en una educación Inmobiliaria de clase mundial. Allí donde se habló del “Poder del Video”, los espe­cialistas hicieron foco en este tema para remarcar su Importancia y dar detalles de cómo su buen uso puede revolucionar cualquier industria. En base a esto, indicaron algunos puntos a tener en cuenta:

  • Al 90% de los clientes les es útil un video cuando están comprando o tomando decisiones de compra.
  • El 64% de los clientes tienen más posibilidades de comprar un producto luego de ver un video sobre él.
  • Un video de 1 minuto de duración, equivale a 1.8 millones de palabras.
  • Un video puede aumentarla intención de compra en un 97%.

Por lo dicho, damos por confirmado que el uso del video traerá beneficios al propietario vendedor, atrayendo más consultas y por lo tanto más visitas. Por otro lado, los compradores tendrán la oportu­nidad de conocerlo sin moverse del lugar en que están, ayudándolos a confirmar o descartar una posible visita física al inmueble.

1 Shares:


Suscribirse a nuestro newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te guste
Leer más

El Diógenes Inmobiliario

Por Fernando García Ervitti, Director de Council of Realtors Specialist. Institución de formacion de la estadounidense National Association…