El paso a paso para poner en venta una propiedad

Por Marcelo Di Mitrio, Corredor Inmobiliario

Una cosa es vender una cocina o una mesa, y otra es vender un departamento o una casa que, sin dudas, es el bien material más valioso que una familia posee.

Por eso, aquí te vamos a contar detalles del paso a paso para ayudarte a tomar la decisión de vivir en un lugar mejor que el actual.

1. Tomar la decisión de vender

Esto parece obvio pero es difícil para muchos. Para tomar la decisión tiene que haber detrás un deseo fuerte, preciso.

Por ejemplo, “Voy a vender porque quiero que haya un cuarto más para nuestra hija que va a nacer en abril”. O: “Buscamos vender ya que nos interesa estar cerca de nuestro club”.

2. Conocer las Propuestas de Servicio que ofrecen las inmobiliarias

¿Qué ofrecen las inmobiliarias además de la tasación? Es cierto que es bueno consultar a varias, pero luego de que sus responsables visiten la unidad debería llegarle al propietario sus Propuestas de Servicio. Y no un simple número sobre el valor del inmueble.

3. Elegir la inmobiliaria adecuada

No es cierto eso de “Todas las inmobiliarias son iguales”. Las profesionales, las recomendables, son las que ofrecen un servicio de calidad.

¿Y cómo lo descubre quien va a vender? Por empezar, con la tasación.

Una tasación hecha en el acto no es la adecuada. Una buena valoración de un inmueble implica cierto tiempo ya que es preciso estudiar amplias variables: el estado de la casa o del departamento, el barrio, los impuestos y servicios, el ánimo del mercado inmobiliario.

Otro indicio es si la inmobiliaria presenta la tasación por escrito –en digital o en papel– junto con un plan de marketing inmobiliario.

El plan de marketing –incluido en los honorarios de la inmobiliaria– abarca todo lo que ella hará por el vendedor. No se trata solo de poner un cartel en el frente de la unidad ofrecida y publicarla en tres portales inmobiliarios. Eso que lo que hacen todos y solo representa una mínima parte de las herramientas disponibles, hoy, para que muchos potenciales compradores conozcan el inmueble.

Hasta aquí, las tareas a cargo de la parte vendedora. Lo que sigue son las acciones que debería tomar una inmobiliaria confiable y moderna.

4. Diseñar una estrategia de precios

El Informe de Tasación que presente la inmobiliaria debe contener un pormenorizado detalle del mercado, y el rango de precios que se maneja para propiedades similares a la que se ofrecerá. Eso permite definir su valor de publicación. Ese valor es el más alto posible para beneficiar al comprador y, que a la vez, resulte atractivo para el potencial comprador. De nada sirve poner un valor desmesurado y que ello haga que ninguna persona se interese por el inmueble.

5. Firmar el Encargo de Venta

El Encargo de Venta es un documento vital. En él se detallan el valor de publicación de la propiedad, las acciones de marketing inmobiliario que se efectuarán, y el tiempo de relación entre el vendedor y la inmobiliaria.

6. Implementar el plan de marketing

Si bien esta parece una tarea que solo le compete a la inmobiliaria, aquí el vendedor también hace un aporte fundamental.

¿Cómo? De distintas maneras. Por caso, colaborando con el home staging. Esto significa ordenar, despejar, limpiar, airear e iluminar la unidad para que el fotógrafo y videasta que enviará la inmobiliaria pueda realizar tomas que expresen todo lo que el inmueble ofrece.

Por su lado, la inmobiliaria le mostrará al vendedor dónde aparece el ofrecimiento de su casa o departamento en las redes sociales, su sitio web, más de 15 portales inmobiliarios y otros medios.

7. Visitar el inmueble con los interesados

De nuevo, si bien esto parece una tarea solo de la inmobiliaria, el dueño del inmueble hará su aporte. Por ejemplo, no estando presente cuando lleguen los interesados ya que ellos no se sienten cómodos si el propietario está allí.

Además, la inmobiliaria hará una cuidadosa selección de visitas. No se trata de llevar mucha gente a “ver” la unidad, sino de llevar a quienes tienen un verdadero perfil de comprador.

8. Mantener un contacto constante

El trabajo de una inmobiliaria profesional se debería centrar en una idea: “Interesan más las personas que las propiedades”. Por eso, es vital que ella mantenga constantemente informado a quien vende sobre las consultas que surgen.

9. Recibir la oferta y hacer la negociación

En el instante en que un interesado haga una oferta, ella se considera solo si es atractiva para el vendedor. Si lo fuera, la inmobiliaria crea una Oferta de Compra por escrito por el valor acordado y la suma que el futuro adquirente deja en garantía.

10. Firmar el Boleto de Compraventa

Cuando se llega al Boleto significa que ya hay un acuerdo en el precio y las condiciones de la venta. En esta instancia, la inmobiliaria verifica que esté toda la documentación en orden y combina el lugar de la firma.

11. Firmar la escritura y entregar la posesión

Aquí, la inmobiliaria despeja todas las dudas del vendedor. Porque “a la firma solo hay que ir a firmar”. Por eso, lo acompaña para que esta etapa final sea simple y transparente.

En Di Mitrio Inmobiliaria estamos junto a vos desde el momento cero en que decidas vender.

Por favor, consultanos ahora y te brindaremos más precisiones.

0 Shares:


Suscribirse a nuestro newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te guste
Leer más

El Diógenes Inmobiliario

Por Fernando García Ervitti, Director de Council of Realtors Specialist. Institución de formacion de la estadounidense National Association…