La compra de una propiedad y el momento de la negociación

Business partners shaking hands after good deal in office, crop

Por Sofia Di Mitrio, Corredor Inmobiliario

En la tarea de comprar un bien inmueble, un papel central está dado por el proceso de la negociación.

En el caso de que estés pensando en adquirir un departamento o una casa –a estrenar o usado–, es vital que conozcas a fondo las mejores prácticas para negociar.

Al tenerlas bien identificadas, lograrás condiciones claramente favorables.

Técnica y arte

La negociación tiene algo de técnica y algo de arte.

Para poseer un mejor dominio de ese momento central en la compra de una unidad, es necesario considerar estos pasos:

1. Investigación y preparación

Antes de comenzar la negociación, resulta crucial hacer una investigación a fondo sobre la propiedad y acerca del mercado inmobiliario.

Por ejemplo, si la propiedad lleva mucho tiempo ofrecida, eso significa que será más sencillo negociar ya que ha sido rechazada antes por diversas circunstancias. También, si presenta algún defecto en su estructura como problemas en los caños de agua, humedades –que a veces están ocultas– y otros.

Estas debilidades son motivos poderosos para obtener condiciones favorables.

Con respecto al mercado inmobiliario, habrá que ver si es un “mercado de compradores” o uno “de vendedores”.

El mercado de compradores –o “mercado a la baja”– se refiere a la situación en que la oferta de propiedades supera la demanda de compradores. Se suele dar en contextos económicos negativos.

Por el contrario, un “mercado de vendedores” es aquel que tiene más interesados en comprar que unidades a disposición.

Toda esa indagación temprana aporta una visión completa, panorámica, de la situación.

2. Estrategia

Una estrategia de negociación sólida, pensada, es clave para llegar a un buen resultado.

Para ello, es preciso que la compradora o el adquirente definan muy claramente sus objetivos y prioridades. También, los límites –que siempre deben ser claros–.

Los factores a considerar son el precio de cierre posible, las condiciones y los plazos.

Contar con una estrategia nítida maximiza las posibilidades de éxito.

3. Presentación de la oferta

Una vez que el comprador delineó su estrategia, llega el momento de presentar su oferta a quien vende la propiedad.

Esa oferta debe incluir, además del precio pedido, los plazos y las condiciones que se consideran importantes.

Por ejemplo: que el importe se lo abonará el comprador solo cuando haya vendido su propiedad.

En cuanto a la elección del escribano, el uso y la costumbre definen que es una decisión de la parte vendedora.

Junto con ello, es fundamental mantener una actitud realista y negociadora.

Negociar no es imponer un precio sino encontrar un punto de encuentro entre lo que desea quien vende y lo que desea quien compra.

Algo que ayuda mucho es mantener una comunicación clara y directa con el vendedor.

4. Contrapropuesta

Es natural que el vendedor presente una contrapropuesta.

Ahí es cuando resulta central mantener una actitud abierta y buscar una solución que sea satisfactoria para todos.

Toda negociación implica –siempre– flexibilidad y compromiso.

5. Aspectos legales y contractuales

Al llegarse al acuerdo, el siguiente paso es asegurarse que todos los aspectos legales y contractuales se encuentren contemplados en la oferta de compra.

Peter Drucker, especialista estadounidense en management, advierte: “Debemos escuchar lo que se dice, pero aún más importante en una negociación, es escuchar todo aquello que no se dice”.

3 razones para contar con una inmobiliaria al negociar

Existen 3 poderosos motivos para recibir el asesoramiento de una inmobiliaria al negociar durante la compra de una casa o de un departamento:

. Experiencia y conocimiento del mercado

Las inmobiliarias están familiarizadas con el mercado y tienen acceso a información actualizada –y privilegiada– sobre las tendencias, los precios comparativos y otros factores.

Esto les permite brindar un asesoramiento sólido.

. Dominio de la negociación

El agente inmobiliario es un experto en la delicada tarea de la negociación.

Actúa como un intermediario imparcial que busca acuerdos con las partes involucradas, asegurando que los intereses de las dos estén representados de manera equitativa.

. Pericia en los trámites

La compra de una propiedad implica una serie de trámites y el manejo de documentos que pueden ser complejos, e incluso confusos para alguien sin experiencia en el mundo de los bienes raíces.

La inmobiliaria tiene la función clave de encargarse de la gestión de todos los documentos y procedimientos.

Así, asegura que se cumplan los plazos, y evita posibles complicaciones que surgirían durante el proceso de compra.

En Di Mitrio Inmobiliaria contamos más de 40 años de experiencia en la negociación de cada compra. Y la prioridad siempre es el interés de nuestro cliente.

¿Estás pensando en comprar una propiedad? ¿La tenés ya elegida o te interesa una que viste en nuestro sitio web? En ambos casos estamos para ayudarte.

Por favor, ponete en contacto con nosotros.

0 Shares:


Suscribirse a nuestro newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te guste